Conmemoración del Compromiso de Caspe

Video promocional XXII Conmemoración del Compromiso de Caspe

La conmemoración del Compromiso de Caspe es hoy la fiesta histórica con más autenticidad de Aragón. Un viaje fascinante al pasado que reconstruye vestuario, armas, armaduras, cultura material y la vida de principios del siglo XV.

Compromiso de Caspe

Historia de la Conmemoración

Fue en 1997 cuando se iniciaron los festejos de la Conmemoración del Compromiso de Caspe. Consistió en la representación de la obra “Una crónica del Compromiso” de Alfonso Zapater, producción que se repitió al año siguiente conjuntamente con un concurso, con el objetivo de animar a la población a que se confeccionara trajes medievales los días de festejos.

En la actualidad la Conmemoración del Compromiso de Caspe es una manifestación ciudadana. Se instalan tabernas, bodegas, tascas y mesones medievales en las plazas, calles y cantones de la villa, además de exposiciones abiertas durante los días de celebración.

En la Plaza Compromiso y escalinata de la Colegiata Santa María la Mayor del Pilar de Caspe, mismo lugar que en 1412, tiene lugar el acto central de la Conmemoración, plaza en la que también tiene lugar el pregón. Y el domingo, la misa de proclamación.

El Compromiso de Caspe hoy

Por las calles de la población, especialmente en la zona centro, estos días se llenan de animación, música, títeres, magia, teatro, humor, conciertos, torneos medievales, animación infantil, talleres, pasacalles y “farsas”, pequeñas obras de teatro cómico interpretadas por los propios vecinos.

Pero además de estos barrios, es toda la población la que participa adornando balcones y ventanas con distintivos medievales así como vistiendo ropajes medievales siguiendo fielmente las normas y modelos del Siglo XV.

Compromiso de Caspe

El Compromiso de Caspe, 1412: La Elección de un Rey, obra central que culmina la Conmemoración, es una recreación histórica dramatizada creada y diseñada en clave divulgativa. No es una obra de teatro al uso, pues, aunque comparte los recursos escénicos del teatro, concita otros elementos relacionados con la didáctica de la historia, como la reconstrucción de vestuario perfectamente documentado, de armas y armaduras reales, incluso de habilidades propias de la baja Edad Media, como son la paleografía, la equitación histórica o la esgrima antigua. No quisimos entretener, sino divulgar. Acompañamos la recreación con imágenes en pantalla gigante que contenían mapas, vídeos, información diversa y árboles genealógicos que nos ayudasen a contextualizar los hechos históricos. Como es lógico, nos vimos en la tesitura de asumir licencias históricas, dado que el objetivo era crear un producto cultural consumible por todo tipo de público, nos estamos refiriendo al uso del castellano actual[1]en los diálogos, el peinado de los actores/recreadores (en la primer mitad del siglo XV el peinado de hombres y mujeres difería en gran medida de nuestros peinados actuales), entre otros detalles que, esperemos, a pesar de que ustedes sean bien exigentes con este tipo de eventos y su rigor (como debe ser), nos pasen por alto.

Compromiso de Caspe